. ENOTURISMO
. links de interés
. contacto
       
ig3 homeexcella
 
<< volver a Artículos            
   

VISITANDO LOS VIÑEDOS MÁS ALTOS DEL MUNDO

   

César Vera Barros

   

Definitivamente Argentina es un país agraciado por la naturaleza. No existe un solo rincón en nuestra geografía que no cuente con  atractivos turísticos o fotos para encuadrar. 

Salta además de las hermosas montañas, tiene un atractivo turístico extra: la ruta del vino por sus valles.  Un dato no menor es que en esa provincia existen las vides implantadas a mayor altura del mundo entre los 1700 msnm y los 3000 msnm, propiciando vinos únicos, por su color, intensidad y complejidad.  A grandes rasgos la piel u hollejo de la uva, se tiene que hacer más gruesa y resistente a la radiación solar en estas alturas, por lo que se explica gran parte de características que toman después los vinos en color, aroma y sabor. 

Es de destacar que esta ruta del vino está en extremo  muy bien organizada, tanto por la secretaria de turismo como así también por las propias bodegas, con folleteria y carteles muy claros en las rutas. 

Les recomiendo tomar como punto de partida el centro mismo de Cafayate, ciudad a la que se accede por la ruta nacional 40. En la plaza encontrara la oficina de información turística, quienes entregan gratis un mapa completísimo, con todas las bodegas que reciben a turistas. A continuación les detallo los vinos de las bodegas que pude visitar, si bien probé aproximadamente unos sesenta vinos, solo les aconsejo los que me impactaron. 

A pocas cuadra de la plaza, esta la Bodega Nanni (www.bodegananni.com), que acepta visitas y dan degustaciones. Además cuenta con un restaurante que abre los medio días llamado Retoño. Como en toda Salta -hasta en los locales vegetarianos- se empieza con empanadas: son adictivas, chiquitas y jugosas en pocos minutos pasa de largo una media docena. En Nanni les aconsejo comprar y probar su rosado de cabernet sauvignon, el tannat reserva, variedad bandera de la bodega y si quieren algo especial invirtiendo unos pesos el Arcanus 2007, de partida limita es un blend ideal para guardar. 

Otra de las bodegas que pude visitar cercana a la plaza, es la bodega El Porvenir, que acepta visitas y da degustaciones. Actualmente están siendo asesorados por el enólogo norteamericano Paul Hobbs y su estilo empieza a vislumbrarse en esta nueva etapa enológica de la bodega.  Les recomiendo su Syrah 2011 de la pareja línea de etiquetas  Laborum,  muy fresco, especiado, sabroso en boca.  El vino icono si se quieren dar un gusto  El Porvenir 2006 con muy buena evolución un blend con mayoría Malbec. 

Sobre la ruta 40 al sur está la bodega El Recreo de Felix Lavaque. Aquí tienen que consultar previamente para hacer la visita. De esta bodega recomiendo de su línea Quara Single Vineyard, el torrontés 2011 que es una explosión de aromas florales y boca ligera, que pide siempre otra copa. Luego en su línea Felix, donde los asesora Marcelo Pelleriti, exponente de la nueva camada de enólogos, quien hace los vinos que siempre me gustan tomar y comprar. Le recomiendo el Felix Malbec 2009, súper frutado, masticable y el Felix Blend 2007, un corte de mayor proporción de Malbec y tannat, con mucha fruta negra y aromas complejos por sus 15 meses de barrica. 

Sobre la misma 40 muy cerca está la bodega Etchart. La visita y la degustación -si se pacta previamente- son sin cargo. Aquí siguen elaborando el torrontés con mayor precio-calidad de la historia: el Etchart privado de botella marrón que jamás te defrauda. De su línea Cafayate recomiendo el cabernet Sauvignon 2011 y con esto no voy a descubrir la pólvora, los cabernet de Cafayate Rockean, muy expresivo en nariz y boca a un costo muy bajo.  Pero si quieren tomar algo inolvidable prueben con el Arnaldo B 2008, blend de Malbec, cabernet, tannat y otras uvas que no revelan, es un vino intenso, corpóreo, que vale la pena comprar para esperarlo un tiempo. 

Siguiendo por la ruta 40 hacia el norte desviándose hacia la zona de Yacochuya, está la bodega San Pedro de Yacochuya. Si bien aquí por ahora no ofrecen degustaciones, sí pueden visitarla y sí pueden conseguir los escasos vinos que elabora el afamado Michel Rolland en Salta, junto con Marcos Etchart. En las etiquetas recomiendo el San Pedro de Yacochuya Malbec, muy expresivo, de boca firme y el torrontés de esta línea es muy famoso, dos vinos que dan grandes satisfacciones. El Yacochuya tope de gama, es un vino muy corpulento que deben tomar si o si fresco por sus 16 grados, pero que siempre sorprende por su personalidad. 

En Yacochuya también está la Bodega de Domingo Molina, donde aceptan visitas y dan degustaciones. Los hijos de la Bodega Domingo Hermanos abrieron esta pequeña bodega para elaborar vinos de alta gama. Se puede descansar en el jardín, picar algo y probar sus vinos. Destaco el Domingo Molina Cabernet Sauvignon 2010 y el Tannat 2010, también de esta línea si te gustan las emociones fuertes. 

Si toman la ruta nacional 68 en dirección a Salta Capital, esta la Bodega El Esteco. Aceptan visitas y organizan degustaciones, aquí fue un acierto mantener el nombre de la línea Don David con sus muy buenos cabernet y tannat. En los vinos de alta gama recomiendo los Ciclos Malbec 2011 de nariz frutal y boca que repite la nariz, con taninos dulces. Luego el Ciclos Icono, Malbec-Merlot,  que es un vino largo, denso, complejo, muy frutal para guardar o descorchar con platos contundentes. 

Pasando el río Santa María encuentran a la Bodega Tierra Colorada, donde también aceptan visitas y dan degustaciones, aquí encontraran a la amable Susana Nanni -embajadora del vino cafayateño (sí, otra Nanni. Es que en Cafayate los Nanni son tantos como un club de fútbol)- con su líneas de vinos Desvarío, en sus variedades Malbec y Cabernet son dos vinos correctos. Pero el vino que sorprende entre tantos buenos exponentes de la zona, es su torrontés 2012, muy fresco y floral con muy leve amargor típico de la variedad, es un desvarío de frutas blancas, compre todo lo que pueda cargar no se arrepentirá. 

Saliendo de Cafayate por la ruta 40, con dirección norte, destino Molinos, se encuentra la bodega Colomé. Si bien la ruta hasta aquí es toda sin asfaltar, se merece tal travesía por dos cosas importantes. 

Primero porque es la bodega del suizo Donald Hess, un benefactor para ese pueblo, que además construir una bodega con la última tecnología, una posada de lujo con nueve habitaciones, llevó luz, agua corriente y una sala de primeros auxilios entre otras cosas. 

Hess y su enólogo están obsesionados con tener los viñedos más altos en el mundo, por eso sus fincas están implantadas entre los 2200 y los 3002 msnm; y aun continúan haciendo pruebas más arriba, todas trabajadas con agricultura biodinámica. Es por esto que sus vinos son muy particulares: si bien son intensos y estructurados, todos se dejan tomar fácilmente. 

De sus etiquetas recomiendo el Colomé torrontés 2012. Junto a las flores típicas de la variedad aparecen notas especiadas que lo hacen complejo sin restarle sabor. Sacaron además una línea especial de tres Malbec de fincas diferentes, llamadas lote especial, del cual destaco el de la finca San Isidro por estar fragante y redondo -muy fácil de tomar- y el Colomé Malbec Estate 2009 que es un blend de estos tres Malbec, que a la potencia de la fruta y el sabor tiene mucha complejidad por el paso por barricas, con un tremendo potencial de guarda. 

La segunda excusa por lo que vale la pena la visita a Colomé, es que adentro de la finca tienen el Museo James Turrel. Para hacerlo corto, este artista norteamericano crea instalaciones donde juega siempre con los efectos de luz y espacio. Sus obras son súper famosas y engalanan museos de todo el mundo. Nosotros tenemos nueve obras ubicadas en este mueso en medio de las montañas. Es una experiencia única e inolvidable. El museo abre con reservas previas y solo se puede visitar desde las 14 a las 18hs todos los días, porque en las obras incide la luz natural. No les cuento más para no quitarles la sorpresa, pero es un museo único en nuestro país. 

Finalizando muy cerca está la bodega Tacuil, bodega con ruta de acceso aún más difícil que Colomé, esta no está abierta al público, pero sus vinos marcaron y siguen marcando un estilo inimitable, diferente a todo lo probado. Su vino RD, es fruta, es potencia y luego mas fruta, si lo ven en los restaurantes provinciales no dejen de probarlo. 

Espero que les sirva para poder visitar todas o algunas de estas bodegas salteñas, como también entender lo particular de sus vinos por efectos de la altura. Viajen. La experiencia siempre será provechosa. 

http://www.cesarverabarros.blogspot.com 

César Vera Barros es Sommelier Internacional (EAS-ASI), Contador Público y Bartender Profesional. Nacido en La Rioja, Argentina y radicado en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Volver arriba
 
                     
EXCELLA ig2 Home Excella youtube
 
  CONTACTO
    >> Cursos  
    RESTAURANT STAFF TRAINNING